By Alicita


Seguro que habéis visto u oido alguna vez la palabra “moodboar” y os habéis preguntado, ¿pero eso que es?.

¡Pues aquí está la explicación!

Primero os voy a aclarar su significado y para qué sirve, para después explicaros como se hace.

¡Sencillo! ¿verdad?, pues como diría mi dermatólogo, ¡vamos al grano!.

¿Qué es un moodboard y para que sirve?

Moodboard o muro de inspiración es una herramienta creativa que representa visualmente el camino hacia el estilo que queremos conseguir y a través de él, poder avanzar en el proyecto con claridad de ideas.

Ayudándoos a conectar con el cliente con más facilidad en vuestro proceso creativo.

Lo podéis usar cuando queráis hacer un estampado, un logo, en diseño de interiorismo, en moda, en fotografías, etc.

En definitiva, cuando necesitéis aclarar las ideas o queráis pasar un buen rato.

¿Cómo hacer un moodboard?

Antes de ello es muy buena técnica que os hagáis preguntas, como:

⦁ ¿Qué quiero contar?
⦁ ¿Qué colores lo expresan?
⦁ ¿Cuantos colores voy a utilizar?
⦁ ¿Qué estilo quiero para mi trabajo?…

O cualquier otra pregunta que os ayude a enfocaros a empezar a trabajar sobre buen material. Esto es muy personal y cada uno os haréis preguntas muy distintas.

¡Estáis aún en la fase de inspiración!

Luego vais a recopilar cosas que os inspiren y os ayuden a transmitir lo que queráis expresar, siempre teniendo en mente la información obtenida del “Briefing” con el cliente, como:

⦁ Imágenes
⦁ Objetos
⦁ Colores
⦁ Frases
⦁ Tipografías
⦁ Texturas
⦁ Etc.

Otra cosa que tenéis que tener en cuenta es el medio o el programa para hacer el moodboard.

Métodos para crear el muro de inspiración:

De manera manual

Esta es quizás la manera más divertida y sencilla pero a la vez la menos profesional con vistas a presentársela al cliente.

Yo siempre tengo el mío al lado de mi escritorio, solo para mí.

¿Os acordáis cuando hacíamos en la escuela los collage?, ¡pues igual!

Recortando imágenes de revistas, fotos, telas, cartulinas, etc.

Dependiendo del espacio que tengáis y donde vayáis a colgarlo.

Digital

A través de el programa en el que os sintáis más cómodos, como Photoshop, Illustrator, etc.

Simplemente abrís un documento en blanco y a copiar y pegar cosas chulas.

¡Siempre siendo muy respetuosos con el copywriting de los compañeros!

¡Ojo con eso!

Ya que siempre hay plataformas en las que os podéis bajar imágenes gratuitas o de pago.

Internet

Con internet me refiero a Pinterest, ahí además de colgar vuestro moodboard también vais a encontrar mucha inspiración y de la buena.

En resumen, estos son los pasos a seguir:

1. Busca imágenes y palabras que te inspiren.

Puedes poner un nombre al moodboard y elegir las palabras que creáis que define vuestro trabajo o marca. No es imprescindible que contenga palabras. Es vuestra inspiración y en definitiva vosotros mandáis.

2. Agrúpalas y descarta.

Recopila las imágenes, palabras, texto, objetos, textura, etc. Y elige lo que mejor se adapta al Briefing y transmita lo que deseáis.

3. Colócalo.

Teniendo en cuenta el soporte elegido.

Tened siempre en mente la estética.

Siempre funciona que no lo hagáis pensando en vosotros sino en el cliente. El moodboard es lo primero que va a ver de vosotros y tiene que estar tan bonito que os lo quieran comprar.

Si esto es así, todo lo demás vendrá rodado.

Podéis poner las ideas principales en el centro y alrededor los colores y las texturas.

Eso también es muy personal. Pero siempre muy ordenado, ¡eso sí!

Ya llega el fin, hemos puesto significado a la palabra moodboard. También hemos aprendido para que sirve y por último hemos visto cómo se hace.

Ahora os toca a vosotros poner en práctica todo lo aprendido.

Estoy deseando ver vuestros trabajos. Enviarme fotitos y a presumir de moodboards.

¡Besitos estampados!

OOXX